sábado, 17 de octubre de 2015

Jeff The Killer.

Jeff the killer. Jeff el asesino. Uno de los mayores creepypastas de internet se sustenta sobre la base de un chico adolescente maltratado que en su búsqueda de venganza desarrolla una psicopatía por la que atormenta a cualquiera. Literalmente, cualquiera que piense en él o recorra su mente, nadie está a salvo. Comencemos:

JEFF THE KILLER.

(Esta sería la apariencia de Jeff según los testimonios de los pocos que han sobrevivido) 

Después de mudarse a un nuevo vecindario, todo a raíz de la mejora laboral de su padre, Jeff y su familia se instalan en su nueva casa. Durante la típica comitiva vecinal de bienvenida, son invitados a una fiesta de cumpleaños, de la que en un principio Jeff se muestra reacio a ir.

Al día siguiente Jeff y Liu, su hermano, se dirigen a la parada de autobús con el fin de dirigirse hacia su primer día de instituto, pero son asaltados por Troy, Keith y Randy, que comienzan el intento de abusar físicamente de ellos. Rápidamente, Jeff toma el control de la situación, robando el cuchillo con el que Randy les amenazaba, y así, conseguir apuñalar a este y a Keith, para acto seguido correr contra Troy y asestarle sendos puñetazos en el estómago que lo dejarían sin aire. Aparentemente con los abusones ajusticiados, Jeff y Liu pasan el resto del día sin contratiempos, pero Liu permanece asombrado a la par que asustado por la actitud de su hermano menor. 

Pasa la noche, llega el fin de semana y de buena mañana llaman a la puerta: son dos oficiales la policía. Tras hablar con la madre de Jeff, cuyo busto es de desagrado, él y su hermano bajan y hablan con los agentes, que les dicen que buscan al culpable de apuñalar a dos jóvenes y golpear a otro. Intentan escudarse diciendo que fue en defensa propia, pero ante la falta de pruebas la policía les comunica que no se irán de ahí sin un culpable. Liu, para proteger a su hermano, se auto-culpa, y por consiguiente tiene que cumplir un año en un centro correccional.

Jeff se prepara para ir a la fiesta por la insistencia de su madre, porque el duro golpe que supuso que su hermano acabe en un correccional le quita las ganas de todo. Al llegar y ver el panorama infantil, en un primer momento Jeff se deprime aún más, pero luego de jugar con los niños comienza a encontrarle el punto divertido. Hasta ese momento, el que lo cambió todo.

(Ilustración de Jeff The Killer)

Randy, Keith y Troy asaltan la valla de la casa, colándose y confrontando a Jeff, aprovechando el momento en que se quedó solo en el jardín. El trío le pide rendir las cuentas pendientes, Jeff responde que ya acabó con ellos una vez y que son mierd*, lo que provoca que se abalancen los tres sobre él, sin darle opción. Recibe puñaladas en el hombro, patadas en la cara y el estómago, y Randy comienza a gritarle que el mandó a su hermano a un correccional y ahora estará un año sentado ahí mientras Liu se pudre allá donde esté.

La parte racional de la mente de Jeff se desconecta, que comienza a golpear a Randy hasta que muere. Dicha acción es vista por todos los presentes en la fiesta, que miran a Jeff asustados. Él huye escaleras arriba, mientras Keith y Troy disparan de manera errónea todas las balas que tenían. Se esconde en el baño, donde entran los abusones en busca de seguir con su venganza, pero solo encuentran golpes por parte de Jeff. En un momento de confrontación, un bote de lejía cae sobre Jeff, que se limpia las corneas con alcohol como puede para seguir peleando.

Esto provoca la risa desmesurada de Keith, que saca un mechero y se lo lanza. El alcohol se prende de manera rápida, que junto a la lejía hace que su piel se vuelve blanca y quemada. Huyendo del baño, cae por las escalaras y se desmaya, amaneciendo en el hospital tiempo después. Su madre le comunica que tras ver lo sucedido y contando con testigos, la policía deja a Liu en libertad, que mañana estará de vuelta en casa. Vendado y lleno de yesos y puntos, todo esto es retirado para conocer su nuevo aspecto: el de un monstruo, el de un monstruo que Jeff consideraba que era su verdadero aspecto. Y así volvieron a casa, sin saber su familia que sería su último día con vida.

(Su frase irónica, en español sería "Ve a dormir")

Durante la noche, la madre escucha lo que aparentemente son unos llantos que provienen del baño. Al entrar, ve a Jeff con toda la boca rajada para simular una sonrisa: "Simplemente deje de sonreír, así podré hacerlo para siempre" dijo "también quemé mis párpados, si cerraba los ojos no podría ver mi nuevo rostro". 

La madre le dijo que iba a por su padre para que viera su nuevo rostro. Se dirigió a la habitación y, cuando le despertó y le pidió que cogiera el arma, Jeff desde la puerta dijo "Mami me mintió". Se abalanzó sobre ellos y los acuchilló, acabando con la vida de los dos. Liu oyó un ruido desde su cuarto, restó importancia y trató de volver a conciliar el sueño, hasta que notó que algo le observaba.

Al abrir los ojos, vio el nuevo rostro de su hermano muy de cerca, que comenzó a asfixiarlo sin darle opción de librarse. Liu opuso resistencia, pero finalmente murió. Jeff le cerró los ojos, y mientras lo miraba sonriente le dijo "Ve a dormir".

SI TE GUSTÓ LA ENTRADA, COMPÁRTELA CON TUS AMIGOS PARA QUE ASÍ LLEGUE A MÁS GENTE, ¡GRACIAS!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario